Los cuadernos de caligrafía, son una de las herramientas utilizadas por educadores, que trata que niños y niñas de entre 3 y 5 años puedan mejorar su escritura.

Para lograr una dominio de la escritura y, teniendo en cuenta los diferentes ritmos naturales de cada uno de los niños, es necesario conocer en primera persona cómo es la evolución psicomotriz de cada uno de los pequeños. A partir de los 3 años hay una evolución clara en las aptitudes de los niños, ya que se inicia una etapa en la cual descubren su propia morfología, concibiendo su mano ya no como un conjunto sino como piezas que llegan a actuar de manera individual.

Factores implicados en el desarrollo cognitivo y motor en la infancia

Son varios los factores externos que pueden influir en el desarrollo cognitivo y motor de los niños y niñas:

  • El principal factor es la cultura que rodea al niño en su etapa de crecimiento. El continuo contacto con el lenguaje escrito que pueda descubrir en casa así como el lenguaje que utilicen los padres, permiten una mayor capacidad y facilidad para la adquisición de la escritura.
  • Otro factor importante son los estímulos que recibe el niño en la escuela gracias a la labor de los educadores.
  • Un punto importante a mencionar es el desarrollo neurológico de cada niño que marcará el progreso en la evolución de todo este proceso de aprendizaje.

Cabe señalar que cada niño tiene su propio ritmo y desarrolla sus capacidades a mayor o menor velocidad dependiendo directamente de su nivel previo de lenguaje oral y de su coordinación global del cuerpo.

Cuándo es recomendable empezar a usar los cuadernos de caligrafia

La gran pregunta que siempre se hacen los padres es la edad a la cuál resulta idóneo iniciar a sus hijos en la escritura. Muchas son las opiniones acerca de este tema ya que se tiene en cuenta las diferentes metodologías que se desarrollan en las escuelas.

La edad recomendada para el inicio en el aprendizaje de la escritura suele ser, como ya hemos apuntado, entre los 3 y los 5 años, coincidiendo con la educación infantil. Es en este periodo cuando los educadores intentan que los niños tengan un primer contacto con la escritura para así ir desarrollando sus capacidades y concluir el periodo sabiendo leer y escribir de manera correcta.

En esta fase los niños aprenden a jugar con los trazos que dibujan la escritura, aprenden a coger de manera correcta los lápices, desarrollando de manera conjunta su capacidad de dibujo y de escritura y así familiarizarse con las palabras, letras y números. Es en este momento, cuando la tarea de los educadores es mayor ya que deben enseñar de manera lúdica apoyándose con materiales didácticos como, por ejemplo, los cuadernos de caligrafía, todo este aprendizaje de la escritura para así despertar el interés en el niño.